Red hospitalaria materno-infantil de Honduras se beneficiará con préstamo de US$30 millones del BID

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) destinará US$30 millones para fortalecer la red hospitalaria materno-infantil de los departamentos Intibucá, Lempira y Valle en el suroeste de Honduras, una de las zonas más pobres del país. La meta es contribuir a reducir la mortalidad materna y neonatal hospitalaria y mejorar la cobertura y calidad de los servicios con un innovador modelo de gestión.

Beneficiarios: 29.000 mujeres y 12.500 recién nacidos de los departamentos de Intibucá, Lempira y Valle

Banco Interamericano de Desarrollo Honduras

El programa beneficiará a 29.000 mujeres en edad fértil y 12.500 recién nacidos residentes de estos departamentos. En este sentido, se espera que aumenten significativamente el número de partos institucionales, una mejora en los cuidados en el período post parto de la madre y el recién nacido, un incremento de las mujeres atendidas en obstetricia y una respuesta adecuada a las complicaciones obstétricas y neonatales.

Entre otros, se financiará la ampliación y rehabilitación de la infraestructura y equipamiento de los hospitales Enrique Aguilar Cerrato de Intibucá; Juan Manuel Gálvez de Lempira y el Hospital San Lorenzo de Valle, y también la readecuación de las urgencias obstétricas y neonatales de los hospitales regionales y nacionales que forman parte de la red.

La red enfrenta problemas de saturación e inadecuada coordinación. Como resultado muchas madres e hijos quedan sin ser adecuadamente atendidos y especialmente cuando requieren cuidados críticos. De hecho, se desplazan a Tegucigalpa o San Pedro Sula sin coordinación por parte de la red, lo que está haciendo colapsar a los hospitales de estas ciudades.

El proyecto cuenta con un innovador modelo de gestión descentralizada en el cual Secretaría de Salud (SESAL) suscribirá convenios con tres organizaciones de la sociedad civil para la administración del hospital de su área. Para ello, se contará con un Convenio Marco de Gestión que establecerá las regulaciones generales entre la SESAL y los gestores. Además se suscribirán convenios anuales con cada gestor con el detalle de la cartera de servicio, las metas, y el régimen económico. Estas organizaciones ya se encuentran colaborando con los hospitales.

Los departamentos se seleccionaron por tener una de las tasas más elevadas de mortalidad materna y neonatal del país. Dentro de las muertes neonatales hospitalarias, las principales causas de mortalidad en esta zona del país son
las afecciones respiratorias (61,2 por ciento), las infecciones (26,4 por ciento) y la prematuridad (4,0 por ciento).

El financiamiento del BID consiste de un préstamo del Capital Ordinario por US$21 millones a 30 años de plazo, con un período de gracia de 5½ y una tasa de interés de la facilidad unimonetaria, más un préstamo del Fondo de Operaciones Especiales por US$9 millones a 40 años, con un período de gracia de 40 años y una de interés anual de 0,25 por ciento.

Prensa BID