El Lago de Yojoa agoniza

El Lago de Yojoa belleza de agua natural que según datos de las autoridades se formó hace 120 millones de años (?) cada día agoniza y su muerte parece irremediable.

Y es que ésta joya de 16 km. de ancho por 6 de ancho, soporta la presencia y los desechos que le arrojan desde centenares de puestos de venta de pescado frito, productora de tilapia Aquafinca, hoteles, minera American Pacific (AMPAC) por lo que el suelo es anaranjado lo que indica la existencia de hierro en la zona, comunidades como Las Vegas, Peña Blanca, El Mochito y varias aldeas.

Como si esto fuera poco, la rica vegetación, diezmada casi en un 40% por la acción de los campesinos, cafetaleros, ganaderos, madereros y leñateros ha provocado que el lago se seque como en un km y medio en sus orillas sumado a la sedimentación avanzada que presenta.
lago yojoa honduras
Pero toda esta radiografía de un moribundo no parece preocuparle a los funcionarios de los distintos gobiernos, así como a las organizaciones creadas supuestamente para protegerlo como Eco Lago (desaparecida) y Asociación de Municipios pro Defensa del Lago (AMUPROLAGO) que poco o nada han hecho por rescatarlo de las garras de la muerte.

A pesar que lo escoltan dos hermosas montañas como el Parque Nacional Azul Meámbar y el cerro de Santa Bárbara, ambientalistas pronostican pocos años de vida al lago debido a la gran contaminación que lo aqueja. Tampoco importa que allí habiten unas 373 especies de aves, las que también desaparecerán con el fallecimiento de esta fuente de agua dulce, la única en Honduras.

Los humanos, en su afán de obtener dinero de las costillas del lago, no reflexionan que al morir éste, ellos también no tendrán ya más la gallinita de los huevos de oro, actuar que parece incongruente con la inteligencia de la que supuestamente están dotados los mortales.

Del lago sólo se acuerdan los “gobernantes de turno” cuando algún ecologista u otra persona recuerdan la calamitosa situación en que se encuentra. Corren a brindar declaraciones a los medios de comunicación que se está haciendo esto o aquello, lo que es totalmente falso porque el lago se muere diariamente. EcoVida