Llegan primeros turistas al muelle de cruceros en Trujillo

Con gran expectativa recibieron este lunes a los primeros turistas que llegaron al muelle de cruceros “Banana Coast”, en Trujillo, Colón, Caribe de Honduras.

El alcalde de Trujillo, José Antonio Laínez, manifestó que los turistas en su mayoría llegan procedentes de Estados Unidos y Canadá.

“Este es el primer crucero que desembarca en el muelle por lo que se convierte en un día muy importante para el municipio de Trujillo ya que marca el desarrollo turístico y económico de esta ciudad, lo que impulsará el desarrollo del departamento”, explicó muy emocionado el edil de la zona.

Agregó que el crucero que desembarcó este lunes es el primero de tres programados para este mes, al tiempo que anunció que antes de octubre llegarán a ese muelle unas 18 embarcaciones de ese tipo.

Asimismo, para noviembre está programada la llegada de 17 cruceros que traerán un sinnúmero de turistas a disfrutar del paisaje, la historia y las playas de esa zona.

“El desarrollo de Trujillo ya es un hecho y eso llena de satisfacción a toda la población que radica en esta ciudad”, argumentó.

Se estima que para el período 2014-2015 se espera que tres líneas de cruceros con cinco barcos y 15 paradas en la bahía de Trujillo, lo que generará la llegada de 16 mil pasajeros.

La ciudad de Trujillo, en el departamento hondureño de Colón, es una de las urbes turísticas más hermosas del país centroamericano por su abundante belleza natural que comienza, al norte, con una impresionante bahía y se pierde, al sur, en las montañas vírgenes de Capiro y Calentura. Tiene ocho aldeas y 118 caseríos, tiene una población global de unos 58 mil habitantes, que en su mayoría se dedican a la agricultura, la pesca y el turismo.

Otros atractivos de Trujillo son el viejo cementerio, del siglo XVIII, donde está enterrado el filibustero estadounidense William Walker, quien fue fusilado el 12 de septiembre de 1860; el parque nacional de Capiro y Calentura; la laguna de Guaimoreto, un refugio de vida silvestre, y la herencia cultural de los afrodescendientes que viven en la zona.