UN HONDUREÑO COMANDARÁ PROYECTO DE LA NASA PARA PODER HABITAR EN LA LUNA Y MARTE

El hondureño, Arturo Montoya, en representación de la Universidad de Texas San Antonio (UTSA) será el encargado de liderar el equipo de trabajo que integra el Instituto de hábitats extraterrestres resilientes (RETHi), con el que se busca diseñar y operar hábitats de espacio profundo resilientes que puedan adaptarse, absorber y recuperarse de las interrupciones esperadas e inesperadas.

El instituto planea aprovechar la experiencia en infraestructura civil y campos de tecnología avanzada como la robótica modular y autónoma y la simulación híbrida.




Arturo Montoya, es un joven hondureño que a temprana edad migró hacia Estados Unidos para iniciar sus estudios universitarios desde donde destacó por su dedicación y  constancia que le han permitido brillar con luz propia y poner en alto el nombre de Honduras.

Este catracho 5 estrellas, es catedrático universitario de los Departamentos de Ingeniería Civil e Ingeniería Mecánica de la (UTSA) desde 2012 cuando culminó su doctorado en la Universidad de Columbia en esa nación del norte.  A lo largo de su carrera ha recibido tres reconocimientos en su área de especialización además de contar con numerosas publicaciones en prestigiosas revistas sobre Mecánica y Física.

Sumado a estos éxitos Arturo Montoya, recientemente ha sido elegido por la NASA para liderar un ambicioso proyecto automatizar aspectos de los hábitats inteligentes, lo que ayudará a adaptar el software y los robots para que se mantengan en entornos hostiles, así como a enfrentar eventos imprevistos mientras estén tripulados o no.

En una reciente entrevista Montoya aseguró que “ se está trabajando para que en la Tierra también existan hogares inteligentes es decir que puedan soportar huracanes,  terremotos, me pregunto ¿Por qué no hacerlo en Marte o la Luna?

UTSA y los otros colaboradores serán financiados por la Dirección de Misiones de Tecnología Espacial de la NASA, que es responsable de desarrollar las nuevas tecnologías y capacidades transversales, pioneras, necesarias para que la agencia logre sus misiones actuales y futuras. Como una de las principales universidades de investigación en el país, UTSA junto con los nuevos institutos podrían recibir hasta 15 millones de dólares en un período de cinco años.

Este anuncio se produce poco después del impulso de la administración de Trump para que los estadounidenses regresen a la luna en 2024